Contacto
Inicio
Inicia el proceso de certificación a directores y docentes de escuelas de calidad
México, D.F., 31 de agosto de 2011

  • Se certificarán 7 mil directores; y a diciembre de 2012, alrededor de 70 instituciones de educación superior certificarán a 560 mil docentes

Al participar en el “Encuentro de Seguimiento y Evaluación del Equipo que integra la Red de Formadores en Gestión Educativa Estratégica del Programa Escuelas de Calidad (PEC) en el marco del proceso de certificación de directores”, Fernando González Sánchez, subsecretario de Educación Básica, aseguró que la gran razón de este programa es concebir la nueva escuela que englobe cuatro condiciones: logro, pertinencia, trascendencia y equidad.

Ante 64 integrantes de los Equipos Estatales del PEC y 16 evaluadores de Estándares de Competencia avalados por CONOCER, destacó que estos cuatro elementos son los que componen una verdadera escuela de calidad. “Sin duda, el logro tiene que estar vinculado a un estándar, la discusión no es qué se memorice, sino qué proceso puedo utilizar y eso es lo que busca la reforma”.

Entonces una escuela de calidad, dijo, primero es una escuela que garantiza el logro de los estándares. El logro de los alumnos se traduce en el dominio de los estándares por parte del docente. Una escuela de calidad se refleja en el logro, pero ese logro engloba los propósitos y estándares de la escuela del siglo XXI.

La segunda condición es la pertinencia, es decir, que exista una coherencia entre el propósito y la edad del niño. Si la escuela no es coherente con eso, no es una escuela de calidad, explicó. Otro componente es la trascendencia, que quiere decir que además de cuidar que toda la comunidad educativa esté enterada de los propósitos, trabaje por ellos, los logre y tenga instrumentos para medirlos; todos los propósitos de la escuela son importantes o trascendentes en la vida adulta de las personas.

“El cuarto elemento es la equidad, es decir, un sistema educativo que distribuya de manera equitativa los fines de la escuela, los estándares, los propósitos, los puntos de llegada donde deseamos llevar a los alumnos”, explicó.

Acompañado por Daniel Hernández Ruiz, coordinador nacional del PEC y Víctor Calvillo Mendoza, director de Planeación y Logística, de la Dirección General de Formación Continua de Maestros en Servicio, el Subsecretario federal aseguró que una vez construidos todos estos componentes de la calidad, es posible dedicarse a analizar los ambientes, los instrumentos y atajos, para lograr con mayor fluidez y rapidez esos procesos.

Luego de asegurar que un atajo importante es la tecnología, es decir, los ambientes y dispositivos conectables, enfatizó que una escuela de calidad es la que está construyendo esa infraestructura, la que está desarrollando por una parte los ambientes y orientando su inversión poco a poco hacia esa infraestructura. “Hay que estar conectados con diferentes modalidades de conexión: redes sociales, video, voz, datos, no sólo internet. Esos ambientes, junto con los propósitos de la escuela, son los que permiten una educación de calidad”, apuntó.

En este sentido, destacó la necesidad de que comenzara el proceso de certificación de habilidades de los directivos, que son quienes deben marcar el inicio de la evolución educativa que creará las condiciones para que los alumnos obtengan las nuevas habilidades que exige la economía del conocimiento.

Luego de informar que se tiene contemplado certificar a 7 mil directores de las escuelas PEC, indicó que alrededor de 70 instituciones de educación superior van a comenzar a certificar a 560 mil docentes de aquí a diciembre de 2012.

El maestro González Sánchez, precisó que una de las acciones más relevantes del Programa Escuelas de Calidad es su estrategia articuladora y de gestión estratégica. “La escuela del nuevo milenio, modifica la gestión y no se puede construir la nueva escuela si no se desarrolla un nuevo modelo de gestión”, puntualizó.

Asimismo, destacó que la labor más importante que los docentes y directivos realizan en la escuela son la gestión y construcción de ambientes de aprendizaje, los cuales engloban los documentos normativos, los proyectos de dirección y trabajo de cada profesor, así como los proyectos escolares como documentos integrales, entre otras cosas. Al respecto, detalló que “un docente no puede pensar en construir ambientes de aprendizaje si no es capaz de construirlos en red”. Para ello, mencionó que es preciso crear una norma técnica con referentes y descriptores sobre cómo formar a los maestros.

Por último, Fernando González recomendó a los presentes revisar el Acuerdo 592, por el que se establece la Articulación de la Educación Básica, ya que es un documento que trata de proyectar el nuevo modelo de gestión del siglo XXI: escuela de jornada ampliada, de tiempo completo, centros de desarrollo educativo, nuevo modelo de gestión colegiada, habilidades digitales, inglés como segunda lengua, estándares de desempeño para la ciudadanía universal, y aprendizajes esperados por tramos de control, dando un plazo de cinco años para la creación de los institutos de evaluación de cada entidad federativa.

<
Reforma N°122, Col. Juárez, Delegación Cuauhtémoc, México D.F. C.P. 06600 Tel. 3601 1000